Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 junio 2011 6 11 /06 /junio /2011 18:24

Parecía que nunca llegaría el día. El día de su primera comunión. El  21-5-2011.  Hace tan poco tiempo que nació que creía que el tiempo se había parado de golpe, que sería siempre un bello bebé, pero erróneamente, descubrí que al contrario, pasa tan rápido como un ahogado suspiro. Pasó un curso de la escuela, y otro y otro, y ya me toca. Ahora a apuntarla a  la catequesis, ¡aún nos quedan dos años !, pero pasa un año más de catequésis, y ya estámos en el segundo. ¡Caray, que quedan dos meses para la comunión! . Venga a preparar cosas, lo primero y primordial el vestido. Menuda tarea, de tienda en tienda, viendo modelitos, viendo precios, que la niña se prueba y mamá éste. Y yo que no, vamos a ver más, y ella que éste, y se hizo infinito y cansado el camino en busca del ansiado trajecito. Ya al fin, como si de un flechazo se tratara, la niña escogió uno precioso que vio en el escaparate de una tienda. Todo hay que decirlo,  con muy buen gusto,  escogió el más caro de la tienda , sin saberlo claro, pero voy a omitir el precio porque no es importante, eso aquí, yo hubiera preferido otro más normalito , pero era el que le gustó a ella y su abuela dio el visto bueno, que era la que tenía que abonarlo,  así que ese fue el elegido.

Y la niña salió de allí con el traje apalabrado y apartado.

Luego se encaja el día de la esperada sesión de fotos, como si de una modelo se tratara, busca ahora peluquería, y encima que quince días antes, ya tenga la prueba del vestido preparada para los posibles arreglos y que esté preparado para la sesión de fotografía. ¡ Qué odisea!.

Realizados todos esos trámites de forzoso cumplimiento, a esperar el gran día, pero no sin antes, acudir a las sempiternas reuniones en la Iglesia, para la renovación del Bautismo, para los ensayos de la comunión y la fiesta final de la catequésis, que para más "Inri", coincidió el mismo día que la "open class" de la academía de inglés en la que está mi hija estudiando , menos mal que pude compaginar las dos horas y al final, pudo asistir a las dos actividades sin problemas. ¡Qué peso me quité de encima!

Las dos últimas semanas antes de la comunión,  fueron de vértigo y muy estresantes  para mi. Terminar de comprar lo que me quedaba, como por ejemplo mis zapatos, recorrí todas las zapaterías habidas y por haber que hay en Sevilla, en busca del zapato de la Cenicienta, jajaja. Y en ninguna encontraba lo que iba con mis gustos y a la vez que fuera elegante, y a ser posible del mismo tono de color del traje. ¡ Demasiadas exigencias pero no había otro remedio! ¡ Demasiados taconazos , de una altura de vértigo! ¡Jamás me colocaré uno de esos vertiginosos zancos con tiras!.¡ Pobres pies!.

Pues aburrida ya, los encontré en una zapatería que anteriormente había pasado por alto, porque lo que vi en el escaparate no me había gustado. Pero una amiga del cole, me dijo que allí tenían mucha variedad de estilo, así que decidí entrar a ver, y los vi, nada más pasar, allí arriba en una estantería. ¡Eran preciosos ! Y me parecieron de color muy parecido a mi traje, comprado  por cierto ,un año atrás, cuando lo ví. Porque me conozco y se que si lo busco a prisa y corriendo, aparte de no encontrarlo a mi gusto, me hubiese comprado cualquier cosa peor .

Pues bien, una vez escogidos, que luego resultó que no son del mismo tono que el traje. jajaja . ¡A quien se le ocurre ir a comprarlos a ciegas sin el traje para comparar!.  A mi. Pero bueno, eran parecidos y yo creo que nadie lo notó. jajaja.Porque son preciosos.

Luego tuve que preparar las moradas de mis familiares toledanos, lavar sábanas, preparar camas, limpiar, etc,,,,,,,.

Luego ir a comprar para la gran cena anterior a la comunión, en la que se me juntaron 18 personas en el pequeño salón de mi casa,  y aunque apretaditos, cupimos.  Esta cena, fue de esas experiencias que te marcan , ya  que a la vez también te dan moral, porque yo nunca había preparado nada para tantos comensales y no sabía si podría ser capaz de afrontar ese reto,  y  gracias a la ayuda estimable, que al final se lo agradeceré enormemente toda la vida, a mi amiga Mamen, a mi prima Mª Nieves y a mi suegra, que se metieron con el mandil  y conmigo en la cocina y con ganas e ilusión , preparamos una cena de hartar y creo que se fueron todos super contentos, y yo satisfecha porque a la vez que hice lo que tenía que hacer, me lo pasé genial en la cocina con mis amigas, y nos reimos hasta la saciedad. Fueron momentos inolvidables y muy entrañables. 

Así transcurrió la tarde, nerviosa por el evento del sábado, pero tranquila porque ya tenía muchas cosas preparadas, creo que lo único que me faltó hasta ese viernes, fueron los recordatorios que me los dieron ese último día y temía que no me los tuviera a tiempo, pero se comportó legalmente el fotografo y me los tuvo hechos. Así que  ya a descansar de un largo día y a esperar a que amaneciera para afrontar el día histórico en mi vida, la comunión de mi hija.

Llegó el día y empecé con la peluquería, llevar a la niña a peinar para que estuviera lista para las 12, y así fue como lo hice, mientras preparé tareas de última hora pendientes, que no se me olvidarán las chuches, preparar los recordatorios para regalar , y demás  últimos detalles.

Y llegaron las doce del medio día como la hora de la cenicienta, muy bien engalanados todos como de fiesta familiar, ya vestidos y preparados todo el mundo ,  nos fuimos para la iglesia, y yo con mi vestido estupendo y mis hermosos zapatos,  la verdad creo que nadie me conocía, estaba muy distinta de lo habitual y por lo que me dijeron también guapa jajaja, mi hija más guapa aún , vestida de princesa blanca incólume, con esa cara de ángel , ya tan crecida, tan guapa como ella es, entramos en la iglesia, llegaron los invitados, saludos por doquier, besos, reencuentro con familia y amigos que hacía mucho que no veía, ¡Qué alegría volver a verlos!. Eché de menos a algunas personas entrañables que por circunstancias no pudieron venir. ¡ y  faltó también la persona más importante en mi vida! Mi madre, aunque tuve la certeza de que estaba conmigo ese día. Siempre lo está, y  seguro que estuvo muy orgullosa  de ver a su nieta ahí, celebrando  su primera comunión.

Fue muy emocionante,  pocas veces se vive un momento  tan bonito y entrañable como  éste, después del bautizo o  del día de mi propia boda.

Luego, todos los invitados nos fuimos a un restaurante para comer juntos y allí transcurrió la comida, ya más tranquila y con la alegría de que casi todo iba bien, como esperabamos. Al final, los niños lo pasaron bien, los adultos, quedaron contentos , bien comidos y agradecidos por ser invitados,  hasta bailaron y disfrutaron de lo lindo.

 Ya por la noche cuando acabó todo, nos fuimos mis amigos, Mamen y Carlos, Mª Nieves y su familia, mi cuñado JCarlos y su familia y nosotros, a cenar pescaito frito a la puerta de la carne, y pasamos una velada tranquila, ya relajados y con una temperatura agradable, compartiendo los momentos recién vividos y divirtiéndonos y disfrutando de una velada entrañable y que no pasa todos los días.

Lo único negativo del evento, fueron mis sufridos pies, que pasaron un calvario  inenarrable con los hermosos zapatos, tenía un dolor de pies, en los dedos concretamente, que todavía me dura. Menudo mal rato pasé con los estupendisísisimos zapatos de piti miní. Jop, los de diario, son muchísimo mejor, pero claro, en estos eventos, cualquiera se los coloca. jajaja. En fin, hay que hacer a veces, sacrificios en esta vida, sobre todo, si es por el bien de una hija, como era el caso. Espero que os haya entretenido mi experiencia con la comunión. No sé si alguna tendréis algo en común con mi experiencia, contádmelo, por fa. Besotes a todas y ahora os prometo que entraré más a escribir, que lo tenía abandonado con las arduas tareas que tenía. Ya estoy más tranquila y pienso escribir mucho más. Gracias por seguir leyendo mis cosillas y por mantener vivo mi blog con vuestras gratas visitas.

 

 

Compartir este post

Comentarios

estrella 12/30/2011 11:27

Es un relato precioso, me ha emocionado mucho, espero que mi experiencia sea parecida. Un besote.

misabel 01/06/2012 19:49



Seguro que si, y además puede que hasta mucho mejor aún que la mia, pero espero que la disfrutes como yo lo hice, a pesar de los nervios. un besote amiga



maria 06/12/2011 21:14


referido a la comunión no lo pasamos estupendamente,pues todos fuisteis muy amables conmigo y con todos los de mi familia,pero bueno eso no era de dudar pues siempre habeis sido así,lo de ayudar en
la cocina fué como el que ve de llover y se pone el paraguas fué algo simbolico que se hace sin esperar nada a cambio,yo si esperaba pues me dejaron un hotel para mi y mi familia para
dormir,jajjja,que bién dormimos a pesar de los nervios y el calor y eso que raptemos al papá de la niña de comunión pues es fantástico este primo mio,al igual que su mujer y su familia,no lo
pasamos genial que aún decimos en broma en casa nos vamos otra vez para Sevilla.
Fué genial la comunión estuvo super bién ni de boda,pues tuvo su baile y actuaciones de payasos para los niños,la cena del dia anterior genial nos fuimos a dormir con el estomago bien llenito,pues
menuda cena nos tenia preparada estos papas,y despues la noche de la comunion nos llevaron a cenar y a ver sevilla fue maravilloso,ojala los buenos momentos se pudieran volver a repetir
continuamente,os quiero primos sevillanos.


Présentation

  • : El blog de misabel
  • El blog de misabel
  • : Bienvenidos/as a este rinconcito en el que os he abierto la puerta de mi misma. Aquí estarán mis escritos personales, fotos, mis inquietudes, mis noticias favoritas, mis recetas de cocina preferidas. Espero que estéis a gusto en este trocito de mi casa. besotes a todos y dejad comentarios para ver si os ha gustado. vale
  • Contacto

Recherche

Liens